LA CUISÍN DE LA TETERA (la hamburguesa blasfema)

La gastronomía, queridos niños, es una de las artes más nobles que conoce la humanidad. Practicada en su forma más básica, satisface una perentoria necesidad, y elaborada con amor y cuidado nos ofrece placeres sin cuento. Y en estas señaladas fechas vamos a presentar una receta que, además de acariciar con deliciosas sensaciones nuestros paladares, nos ofrece el sabroso placer de la blasfemia multicultural. Porque el plato que tenemos a bien ofreceros, digno embajador de la cocina estadounidense ante el mundo, vulnera las prohibiciones alimentarias de la mayoría de los libros sagrados que en el mundo han sido.

THE BLASFEBURGUER

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS (customizable, ésta es la versión de luxe)

  • 800 gr de carne de buey
  • 8 lonchas de bacon
  • 8 lonchas de queso cheddar
  • 3 dientes de ajo, sal, pimienta negra, perejil, canónigos
  • Dos cebollas rojas
  • Tres cucharadas de miel
  • 200 cl de jerez
  • 1 tomate
  • Salsa barbacoa importada
  • 4 bollos de hamburguesa
  • Pepsy Light

Como se explica en el vídeo, es preferible que la elaboración corra a cargo de una fémina que esté en esos días del mes, ya que de acuerdo a las normas bíblicas, las tradiciones musulmanas, y normas religiosas y sociales de todo el planeta, la mujer menstruante es impura, y cualquier alimento tocado con sus manos quedará contaminado, pudiendo incluso esterilizar al varón que lo consumiere. Y a todos los que han esbozado esa sonrisita de “como son esos salvajes” les recuerdo que aquí siempre se ha dicho que si la cocinera tiene la regla, se le corta la mahonesa, así que menos risas*.

Aunque la receta se detalla en nuestra dramatización, vamos a exponer brevemente los pasos, junto a las ofensas que infligiremos en cada uno a nuestros amiguitos imaginarios

  1. Picamos la cebolla y la pochamos con miel y jerez, atentando así contra las sectas que claman por la abstinencia etílica, como Testigos de Jehova, mormones y otras gentes que insisten en llamar a nuestra puerta con sonrisa bobalicona.
  2. Mezclamos el buey y las especies ante el horror de todos los hinduistas, ya que Brahma, Shiva y Visnú condenan el sacrificio del ganado vacuno (aunque no dicen nada de corderos, conejos, pollos, patos… hinduistas, que no vegetarianos)
  3. Doramos el bacon para nuestra eterna condena, ya que judíos y musulmanes reniegan del cerdo, animal impuro por excelencia.
  4. Hacemos nuestras hamburguesas en la grasa rezumada por el bacon, colocamos éste sobre la carne y, con él, unas lonchas de queso, vulnerando un sagrado principio del judaismo, que es el de no mezclar jamás los lácteos con la carne.
  5. Preparada ya nuestra blasfeburguer, procedemos a devorarla con fruición EN VIERNES DE CUARESMA, que es cuando la Santa Madre Iglesia prohibe terminantemente el consumo de carne. Por supuesto podemos comernos una blasfeburguer en cualquier otro día de la semana, pero la palatabilidad se resiente sin ese pecaminoso aderezo.
  6. Acompañamos nuestro menú con una Pepsy Light, bien petadita de fetos humanos…mmmmmmmm…el refresco de los campeones, la pesadilla de los antiabortistas.
  7. Como colofón, recomendamos el uso de salsa barbacoa importada, ya que en EEUU este producto se elabora a base de maíz transgénico, lo que la hace ideal para provocar la ira de todos los abrazaárboles.

Por supuesto no faltará el que diga eeeeehhhh, no hay cojones para meteros con los budistas, a lo que tenemos que decir, ya nos gustaría, ya, pero es que los jodíos, pese a su inmerecida fama de vegetarianismo, en realidad no tienen ninguna prohibición alimentaria real… ¿será por eso que a buda siempre se le representa así como orondo y feliz?

Y nada más, querido público. Ya sabéis, disfrutad de la buena mesa, con la satisfacción de condenar vuestras almas ante todas las religiones habidas y por haber.

*Evidentemente, si ninguna de nuestras compañeras está disfrutando en ese momento del placer de ser mujer, oler las nubes y esas cosas, dara igual el sexo de la persona encargada de elaborar la blasfeburguer.

 

This entry was posted in humor by José Antonio Peñas. Bookmark the permalink.

About José Antonio Peñas

Bueno, yo me he pedido las llanuras de Mongolia y el desierto del Gobi en el reparto mundial, así que ya os imaginaréis que no me gustan demasiado las multitudes. En cambio me pirran los dinosaurios, y ese sitio está petadito. Por lo demás soy desastrado, bajito y tirando a feucho, pero enseguida se me coge cariño, como a los gatos callejeros. Al igual que ellos soy aseadito y ocupo poco, se puede decir que soy una persona de bajo impacto. Sexualmente estoy clasificado como lesbiana honoraria y políticamente como stalinista nostálgico. Me gano la vida dibujando y modelando monigotes varios, como dinosaurios (¿he mencionado que me p..? ah, sí, ya lo he mencionado) Y hasta aquí puedo leer. Cuando el mundo esté en mis... nuestras manos, ya pueden echarse a temblar en el Vaticano, porque no hay cardenal que resista mucho tiempo el olor del zotal.

6 thoughts on “LA CUISÍN DE LA TETERA (la hamburguesa blasfema)

  1. Cierto, Isa, pero este año no coinciden las fechas. La pascua judía empezará el 2 de abril si mal no recuerdo. Por supuesto que si hay coincidencia, el abominar del pan ázimo elevaría la blasfeburguer a la categoría golden de luxe, sólo apta para conneusseurs. además con pan ázimo sería menos masticable, porque es un poco correoso.

  2. Hombre, lo del ramadán da un poco igual en lo del cerdo, la prohibición es todos los dias, no en fechas señaladas.

  3. La Iglesia Católica posee estructura y un liderazgo visibles, pero cuyo poder político ha ido desvaneciéndose en el tiempo, hoy en día son las autoridades religiosas de casi dos mil millones de personas y la característica de estado que tiene el Vaticano es mas declarativa que constitutiva, el pueblo laico es libre de adoptar para si los preceptos de esta iglesia, después de todo termina dependiendo de uno el mantenerse fiel a los mandamientos divinos, que por su puesto inician allá en el antiguo testamento culminando en la ley mosaica hecha para esa época y según los usos y costumbres culturales en la región Mediterránea de oriente medio pero con algunos de sus principios ratificados en el nuevo testamento, solo rectificando lo mas específico de la ley mosaica, en si los principios son universales e intemporales y solo profesan para los buenos entendidos el propósito de la fe, la justicia, el perdón, el amor por el prójimo, la consagración de la familia como creación divina según revelación, es decir sin atisbo de contradicción alguna, ahora si esta corriente sexualmente degenerada, y digo degenerada por la simple pérdida de la característica de DEFINICIÓN que implica el concepto de género en la naturaleza y en la propia biblia va a querer cambiar estos preceptos otorgando el apelativo de INCAPAZ de seguir los cambios que la SOCIEDAD efectúa…..en ese caso, debo decirles también que el apelativo de INCAPAZ nos suena a VIRTUD, es mas, es imposible dejar de sentirlo como VIRTUD, señores, la iglesia es iglesia y los palacios de justicia o de leyes son palacios de justicia o de leyes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>