Fiesta de difuntos, noche de muertos

Las noches que transcurren del 31 de octubre al 2 de noviembre acumulan dos celebraciones muy parecidas en la comunidad cristiana “all arround the world”: el día 1 se celebra en la europa católica la “Fiesta de todos los santos” y en la américa católica el “día de muertos” para celebrar el día 2 “El día de difuntos”.

Cualquiera que fuera un malpensado, esto es, que pensara mal y deprisa sin buscar más información sobre sus pensamientos, resumiría esta coincidencia en que la fiesta de los difuntos, que en europa se celebra el día 2, fue exportada con la conquista de América por los españoles. Curiosamente esto es solo una verdad parcial; en las culturas precolombinas se rendía culto a los muertos aunque no ese mismo día mucho antes de que llegaran los amables españoles. Como dice el chiste de Les Luthiers “fundó Caracas en pleno centro de Caracas. Que ya estaba fundada y él no lo vio”

Pero vayamos por partes y empecemos por Europa porque es aquí de donde hunde sus raíces una fiesta que no gusta nada a la jerarquía católica española “por ser una importación extranjera”: Halloween. Nota del editor: Jesús nació en Barakaldo y fue crucificado en La Morcuera. La actual fiesta de Halloween, esa “americanada”, es una adaptación de una fiesta exportada al norte de América por los emigrantes europeos durante la época de la conquista. Esos emigrantes procedían de regiones con amplia tradición cultural heredada de los celtas: Irlanda, Gran Bretaña, Francia, Países Bajos etc. Los celtas, que no esos celtas, habitaron buena parte de Europa, desde lo que hoy es Galicia hasta casi el mar Negro pasando por las islas británicas, en un tiempo anterior a la llegada del imperio romano y, por tanto, cronológicamente antes de la imposición del cristianismo.

Los celtas tenían, como toda cultura de la época, sus propia mitología llena de héroes, semidioses y dioses. Tenían un calendario y una serie de festividades. Una de las cuales, Samhain, consistía en la celebración del fin del verano. Con esta festividad se marcaba el paso del verano al invierno y se decía que los espíritus andaban líbremente, saliendo de sus enterramientos y visitando a los vivos. Para lograr que solo los espíritus buenos vinieran a casa y los malos no los reconocieran los celtas se disfrazaban y colgaban de las puertas de sus casas huesos. El cómo hacían los espíritus buenos para reconocer a sus familiares vestidos de fantoches si el disfraz era para no ser reconocidos por los espíritus malignos se lo tendrán que preguntar a algún druida. ¿ok?

¿A que resulta familiar la celebración de Samhain y la de Halloween? Disfrazarse, colgar huesos de las casas, las visitas de los espíritus… más curioso es que esa fiesta y esa noche correspondía, en el calendario actual, a, efectivamente, la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre. Así que aquí tenemos una celebración que rinde culto a los muertos en el continente europeo anterior a la llegada de los romanos. Los romanos, dicho sea de paso y ya verán en próximas publicaciones como se cumple constantemente, hicieron suyas muchas fiestas de los pueblos que conquistaban porque era una forma de integración de la cultura sometida y evitaba bastantes enfrentamientos; que ya sabemos como se pone la gente cuando se le tocan los cultos.

Y se preguntarán ¿que hay de la festividad del 1 de noviembre, todos los santos, que recuerde al Samhain? Varias cosas, entre ellas una que ya se está olvidando: que tradicionalmente en la cultura católica la noche del 31 de octubre la gente evitaba salir de casa por la noche para no molestar a las ánimas, que caminaban por las calles libremente. Luego la parte más evidente, la de las visitas a los cementerios a recordar a nuestros muertos y bla bla bla.

Así que llegamos a un punto interesante: los obispos católicos españoles no quieren que se celebre una festividad que tiene exactamente la misma raíz que otra que si quieren que se celebre. Debe ser que como no tienen el copyright de Halloween no reciben pasta por ello, porque dudo que sea por el hecho de que se esté convirtiendo en una fiesta divertida habida cuenta de los pelotazos que se meten para el cuerpo los cofrades en Semana Santa.

¿Y en América? ¿Eh, listo? Pues en América pasó algo parecido. La festividad de la noche de muertos también tiene una raíz anterior: existen registros arqueológicos de la celebración de la diosa Mictecacíhuatl, dama de la muerte, hasta tres mil años antes de la llegada española. La celebración se realizaba en otras fechas, por lo que no coincidirían en el calendario con las actuales sino que eran en agosto. Fue la imposición española la que hizo que esa festividad de muertos se cambiara a las fechas “correctas bajo la fe verdadera” pero sin perder casi su significado. El culto a la muerte como un paso más en la vida y la celebración con los familiares muertos mediante comidas y juegos en los que se les pone un plato y se les deja un hueco para que ellos también participen.

Así que, queridos amigos, recordad el año que viene que esa festividad que os lleva a visitar los cementerios y a llevar flores a los muertos de vuestras familias tiene de original lo mismo que la fiesta de Halloween, que son las dos “hijas” de una fiesta anterior y que son tan originales como cagar sentado. Es más, como la historia de Jesús, son una importación de otras tierras distantes y tienen de españolas lo que la navidad, la semana santa u otras fiestas. Pero eso, amigos, es otra historia…

One thought on “Fiesta de difuntos, noche de muertos

  1. Muy interesante. Sólo quiero comentar que, sin descartar que existieran celebraciones de una divinidad femenina representando la muerte incluso en la cultura olmeca (cosa que desconozco), es imposible que se llamara Mictecacíhuatl, nombre náhuatl y por tanto de un idioma que se habló en Mesoamérica mucho tiempo después.

Responder a Luis F. Areán Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>