La moral de lo que es ofensivo y lo que no

Con tantas cosas por las que nos podemos sentir ofendidos a día de hoy, desigualdades sociales, pobreza extrema, guerras por motivos religiosos, persecuciones raciales, maltrato y denigración a las mujeres, asesinato de homosexuales, persecución de periodistas por reflejar estas injusticias y una larga lista que no vamos a detallar para no amargar a nadie el desayuno, en el Vaticano van y se ofenden por la siguiente foto:

Obviamente el publicista de Benetton está que no cabe en sí del gozo. Ha logrado su objetivo. Ha realizado una campaña cara, por la cantidad de medios en la que se ha publicado, pero que le ha reportado un eco mediático impagable. Y todo gracias a unos meapilas que se ofenden por un fotomontaje en el que se muestra a su líder mesiánico besándose con el líder mesiánico de la competencia en lugar de por los miles de casos de sacerdotes que han abusado de niños, discapacitados y mujeres. No olvidemos que los casos de pederastia en la iglesia es una parte de los casos de abuso sexual, importante pero no exclusiva, perpetrada por sacerdotes hacia otras personas de la comunidad.

Ahora Benetton se ha “retractado” y ha “retirado” la campaña. Seguramente no tenían pensado tenerla publicada mucho más tiempo. La misión ha sido un éxito. Ya tienen semanas de publicidad gratuita a costas del Vaticano. Un aplauso para los comerciales.